Lee mi historia en Wattpad

730 días
Dafne Guridi

¿Cuanto tiempo son 730 días para ti?

Para Sadie y Christopher, 730 días fueron más de 24 meses, 104 semanas, 17, 520 horas, 1 millón de minutos y 63 millones de segundos.

Para un corazón roto, 730 días es una eternidad.


Leer en Wattpad>

domingo, 30 de noviembre de 2014

30 de Noviembre: Día Internacional de la Lucha contra los TCA

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son alteraciones del comportamiento en relación con los alimentos en lo que respecta a su elección, ingestión, eliminación y sus conexiones con el peso y el cuerpo. En cualquiera de estos aspectos se manifiestan cambios que pueden condicionar gravemente la vida personal, familiar y social de quienes se rigen por la idea de ser delgados. Entre los trastornos más conocidos se encuentran:

  • Anorexia: Se caracteriza por un intenso miedo a aumentar de peso y por mantener un peso corporal saludable. Disminución del peso sin causa aparente y cambio en las conductas alimentarias de quien lo padece. Disminución del consumo diario de alimentos con un gran deterioro de la salud a nivel interno que se caracteriza en la mujer con amenorreas. Con una imagen y valoración propia distorsionadas.
  • Bulimia: consiste en atracones de comida seguidos de conductas
    compensatorias, ya sean eliminatorias, o purgativas. En esta enfermedad se une el miedo a engordar con la sensación de pérdida de control en la ingesta. La obsesión por la imagen provoca cambios de humor, depresión, desmotivación y baja autoestima. Algunos signos a observar:
    • Atracones de comida (Ingesta de una mayor cantidad de alimentos de lo correcto)*
    • Sensación de pérdida de control con la ingesta. 
    • Conductas compensatorias inadecuadas.
    • Conductas eliminatorias. 
    • Conductas purgativas: ayunos, excesiva actividad física. Miedo intenso a engordar. 
    • Variación del estado de ánimo.
    • Depresión, irritabilidad, inestabilidad.
    • Disconformidad con el cuerpo.
*Trastorno por atracón: Estos trastornos se manifiestan con la presencia de continuos episodios de comer en los que se ingiere una gran cantidad de alimentos asociada a la sensación de pérdida de control. No presentan conductas compensatorias eficaces. Habitualmente conduce al sobrepeso u obesidad.

    • Los efectos de los atracones:
        • Gratificación inmediata (reducción de la inquietud y sensación de euforia)
        • Malestares físicos (dolores abdominales, somnolencia, sensación de pesadez, etc.) 
      • Sentimiento de culpa ante la pérdida de control. 
      • Descenso de la autoestima. Estado de ánimo deprimido. 
      • Profundo malestar al recordar el atracón 
      • Probable la aparición de nuevos atracones para conseguir reducir –sólo momentáneamente- el malestar. 
      • Autodiscriminación social.

Hay dos aspectos que diferencian la sobreingesta compulsiva del mero comer mucho: la gran cantidad de alimentos ingeridos y, especialmente, la sensación de pérdida de control. Estas circunstancias pueden dar lugar a grandes fluctuaciones en el peso y a una obesidad reactiva, sobre todo en personas con una predisposición a la obesidad. No es infrecuente que estas personas hayan hecho repetidos intentos de hacer dieta para perder peso. Algunas de las más importantes complicaciones de quienes padecen este trastorno, están precisamente ligadas al aumento de peso y el aislamiento, y la influencia que éstos tienen sobre la autoestima, las relaciones interpersonales, la seguridad o confianza en si mismo, y el impacto en áreas diversas como el trabajo, los estudios, etc.
  • Ortorexia: trastorno alimentario con característica selectiva. Se incorporan alimentos “sanos” hasta llegar a ser únicamente orgánicos aquellos alimentos que se ingieran. Por ser estos alimentos de un elevado costo y no estar presentes en la mesa familiar. Este trastorno comienza como un inocente intento por mejorar la calidad de la alimentación pero con el tiempo comienzan las obsesiones sobre que se debe comer y que esta prohibido. Este tipo de hábitos se acompaña de rituales como por ejemplo no comer con cubiertos metálicos, etc.
  • Comedor selectivo: Son personas que sin orientación profesional clasifican los alimentos en “buenos” los que no engordan y “malos” los que engordan o en base a su contenido calórico. Este tipo de conductas puede llevar a deficiencias nutricionales y son las puerta de entrada a trastornos de tipo anoréxico.
  • Vigorexia: Alteración de la conducta alimentaria en la cual se busca en la selectividad alimentaria conseguir un físico musculoso, atlético que guste en el caso del hombre a las mujeres, para lo cual llegan a modificar de tal manera su alimentación que puede ser la antesala de un trastorno alimentario. Esta patología es también denominada el complejo de adonis y estos pacientes suelen utilizar anabólicos u otros componentes sin indicación médica.

Este 30 de Noviembre únete a la lucha de estas personas que, por desgracia, han caído en las garras de los TCA usando un listón azul en tu ropa, ya que es el símbolo universal de la lucha contra los trastornos de conducta alimentaria.

Últimas reseñas:

Reseña: La Última Vez Reseña: El Viaje de los Colibríes Reseña: Saga Existence Reseña: Trilogía Los Juegos del Hambre Reseña: Trilogía Los Juegos del Hambre Reseña: Trilogía Los Juegos del Hambre